ENTIERROS

Los familiares del difunto pueden escoger entre:

1) MISA EXEQUIAL : Se proclama la Palabra de Dios y se hace la CONSAGRACIÓN DEL PAN Y DEL VINO. Los asistentes pueden recibir la Comunión. Solamente se celebrará la Misa cuando el entierro se realiza en la Iglesia Parroquial.

2) CELEBRACIÓN EXEQUIAL (RESPONSO): Se proclama la Palabra de Dios pero no hay CONSAGRACIÓN DEL PAN Y EL VINO. Tampoco se Comulga. La Celebración exequial puede realizarse tanto en la Iglesia como en la Sala de Ceremonias de los Tanatorios de Reus.

El lugar propio de la celebración cristiana de las exequias de un difunto es la Iglesia Parroquial. Pueden consultar en esta web el territorio parroquial de la Parroquia de San Francisco de Asís de Reus. El Templo Parroquial es el lugar propio de todas las celebraciones cristianas. En la Iglesia el difunto recibió el Bautismo y los otros Sacramentos de la vida cristiana. Continua teniendo sentido hacer entrar el Cuerpo del difunto en la Iglesia ya que ese Cuerpo fue un Templo del Espíritu y en la Iglesia recibe el último homenaje y la oración para que su Espíritu se reúna con Dios en el Reino de los cielos. La Iglesia es el lugar lleno de riqueza simbólica: Altar, la Cruz, el Sagrario, los santos y la Virgen, el toque de Campanas de difuntos etc… que ayudan a crear el ambiente más apto para la celebración cristiana.

Sin embargo está permitido realizar la celebración exequial en las Salas de Ceremonias de los Tanatorios de Reus. En ese caso, el sacerdote de la Parroquia de San Francisco se desplaza a las dependencias del Tanatorio para realizar la celebración. En consecuencia el difunto queda registrado en el libro de difuntos de la Parroquia de San Francisco de Asís. Para que los familiares reciban la atención pastoral de la Parroquia de San Francisco de Asís es necesario que pidan a los responsables del Tanatorio que comuniquen y soliciten la atención de la Parroquia.

Tanto si la celebración se realiza en la Iglesia Parroquial como en los Tanatorios, los familiares seran invitados a una Misa en la Parroquial un viernes del mes siguiente de la defunción. Pueden consultar el calendario de Misas de difuntos para el año 2018:

 

 

Encargar una Misa para un difunto: La Iglesia tiene un costumbre antiguo de celebrar Misas por los difuntos. Las famílias que desean encargar una Misa para su difunto lo pueden hacer entrando en la sagristia de la Iglesia antes o después de alguna Misa. También pueden encargar-la llamando al Tf. 660871585. Se entrega un donativo de 10€ por cada intenció de Misa de difuntos.